El concierto da inicio a la temporada cultural de invierno de la casa de estudios con uno de los instrumentistas más populares de la escena europea.

Invitado por la Dirección de Vinculación con el Medio de la Universidad de La Frontera y el apoyo de la Federación Valonia – Bruselas de Bélgica, llega hasta el escenario del Aula Magna el flautista belga Marc Grauwels, quien se presentará este jueves 1 de junio a las 20:00 horas en única presentación con carácter gratuito.

“Endorser” de la prestigiosa marca de flautas Miyazawa, Grauwels goza de una abultada trayectoria musical y reconocimiento, tanto por su talento indiscutible como por su atractiva propuesta escénica que ha concitado el interés de diversos compositores contemporáneos que han escrito obras especialmente para él. 

Como contraparte local lo acompañará el reconocido pianista regional Claudio Wörner, quien se ha sumado a este concierto para dar lugar a un repertorio ecléctico y cargado de vitalidad musical, con obras de grandes compositores clásicos y contemporáneos.

Marc Grauwels

Es, sin duda, uno de los flautistas belgas que más llama la atención hoy, debido a su talento y  a su personalidad dinámica y generosa. Antes de haber terminado sus estudios musicales realizó su debut orquestal, con sólo 19 años, con la ópera flamenca. En 1976 se incorporó al Monnaie Theatre de Bruselas como "Piccolo Solo", que dejó en 1978 para convertirse en primer solista de flauta en la Orquesta Sinfónica de la radio y la televisión belgas. Permaneció durante diez años siendo elegido para la misma posición en 1986 en la fundación de la famosa "Orquesta Mundial" dirigida por Carlo-Maria Giulini. 

En 1985 interpretó en dúo con el guitarrista Guy Lukowski, la primera actuación de la famosa y conocida Historia del Tango de Astor Piazzolla y también participó en la primera grabación de esta obra. También participó en la creación del Cantate para Europa de Ennio Morricone. Más recientemente, el compositor griego Yannis Markopoulos escribió para él su nuevo concierto para flauta, que fue interpretado como una de las músicas de apertura para los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.